Press "Enter" to skip to content

Cantares

 

Cantares 2: 4  Me llevó a la casa del banquete, Y su bandera sobre mí fue amor.

 

Cantares 2: 5 Sustentadme con pasas, confortadme con manzanas; Porque estoy enferma de amor.

 

Cantares 2: 7 Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, Por los corzos y por las ciervas del campo, Que no despertéis ni hagáis velar al amor, Hasta que quiera.

 

Cantares 3: 5 Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, Por los corzos y por las ciervas del campo, Que no despertéis ni hagáis velar al amor, Hasta que quiera.

 

Cantares 3: 10 Hizo sus columnas de plata, Su respaldo de oro, Su asiento de grana, Su interior recamado de amor Por las doncellas de Jerusalén.

 

Cantares 5: 8 Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, si halláis a mi amado, Que le hagáis saber que estoy enferma de amor.

 

Cantares 7: 6 ¡Qué hermosa eres, y cuán suave, Oh amor deleitoso!

 

Cantares 8: 6 Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; Porque fuerte es como la muerte el amor; Duros como el Seol los celos; Sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama.

 

Cantares 8: 7 Las muchas aguas no podrán apagar el amor, Ni lo ahogarán los ríos. Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor, De cierto lo menospreciarían.

 

Comparte!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter