¿Cuanto amas a Dios?

Porque es fácil amar a Dios cuando todo va bien en la vida, cuando tenemos abundancia de todo, cuando no nos falta nada, pero que ocurre cuando comenzamos a enfrentar situaciones devastadoras, de crisis e incluso de soledad que podemos llegar a poner en duda el amor de Dios, y quizá poner en duda que si Dios existe realmente.

La mayoría de cristianos hemos sido formados en la fe malcriadamente, es decir, pensando que Dios está dispuesto a cumplir todos nuestros deseos que queramos, y pensar que tiene que responder a nuestro favor.

¿Pero cuánto estamos dispuesto a amar a Dios?

¿Realmente hemos aprendido a comprender la voluntad de Dios en nuestra vida? a tal punto de reconocer que sea cual sea la situación Dios sabe que es lo mejor, y que el guía nuestro destino más allá de la muerte.

En la vida decimos que amamos a Dios pero cuando nuestra respuesta no es respondida de acuerdo lo que quisimos, a veces nos vemos resentidos ante la voluntad de Dios, no digo que sea malo tomar esa postura, pero tenemos que ser consciente que en la vida o en la muerte estamos en las manos de Dios.

Leave a Reply