Es por ti

Cada de una de las cosas que hagamos dentro y fuera del ámbito de la obra de Dios, debemos de hacerlo todo para Dios.

No hay que hacer las cosas para recibir el aplauso de las demás personas… debemos de saber que a Dios le encanta recomenzar en publico cuando lo hacemos con humildad.

Por eso el titulo de esta pequeña reflexión: “Es por ti”

Todo en cuanto hagamos sea para la gloria de él y que no se trata de nosotros sino se trata de él.

Y cuando entendamos eso, estaremos en el pensamiento de la voluntad de Dios, en otras palabras estaremos haciendo su voluntad y cumpliendo el propósito de servir.

A veces no es necesario “predicar” si nuestras acciones hablan acerca de Dios, es decir, las personas se fijan en nuestro ejemplo de vida que llevamos desde luego debe ser la vida que le agrada a Dios.

Leave a Reply