La esperanza que transcendió desde los cielos

La vida y la luz del hombre se encuentra en Dios, su amor lo dio a conocer por medio de su hijo Jesucristo, la esperanza del cielo vino por lo vil de este mundo, nos encontró y nos tomó en sus brazos y nos mostró el camino de perdón, esperanza que es su salvación.

Empezó un nuevo Génesis a través de su sacrificio en la cruz, abriendo los cielos  de misericordia y perdón.

Ahora ¿Quién nos podrá separar del amor de Dios? podemos acercarnos al trono de su gracia.  Somos parte de su reino.

Es tiempo que reflexionemos profundamente de su amor, y nos preguntemos ¿Estoy reflejando el amor de Dios en mis hechos diarios hacia los demás? ¿Estoy cumpliendo el deseo o el propósito de Dios hacia los demás?

Y ese propósito es que hablemos y actuemos del amor de Dios hacia los demás.

 

Leave a Reply