¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas.

La palabra de Dios es el pan de vida para cada día, sin lugar a dudas en ella encontraremos lo que nuestra alma necesita, en ella encontraremos aliento, esperanza y refugio.

El pasaje que toca este día meditar es la clave que nosotros debemos de tener en cuenta para tener una vida devocional saludable con Dios, ya que en la vida cristiana tendremos aflicciones y alegrías.

Sin embargo, en este versículo encontramos el equilibrio de perfecto de ver las cosas a nuestro alrededor, es decir,

si estamos afligidos, no podemos pasar todo el tiempo angustiados ya que en la oración hacia Dios encontraremos la fortaleza y el consuelo.

Y si estamos alegres debemos de dar alabanzas a Dios siempre, darle gracias por lo que nos permite vivir.

Recuerda sea la situación en la que nos encontremos Dios es fiel para estar con nosotros siempre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *