Esta es la obra de Dios: que crean en aquel a quien él envió.

Todos tendremos que morir, esto es algo inevitable, al menos que hoy mismo venga Jesús por nosotros pero indudablemente la vida no termina aquí en la tierra. La vida sigue después de la muerte.

La palabra del Señor menciona de dos eternidades, vivir en el paraíso de Dios o vivir sin Dios, lo que significa vivir en condenación del infierno.

Y no hay otra manera de alcanzar la vida eterna en el paraíso de Dios que solamente creyendo en su Hijo Jesús (Juan 6:29).

No hay nada más que solamente creer en Jesús y buscar de su presencia en oración y en la lectura de la Santa Biblia.

No es por obras para que nadie se lleve la gloria, la salvación es un regalo de Dios.

Leave a Reply