La luz de nuestra vida

La luz de la vida y aliento de nuestro ser se encuentra en Dios. Podemos buscarlo mientras puede ser hallado. En él encontraremos paz, salvación y vida eterna. ¿No es esta una razón para sentirnos gozosos siempre?