40 Salmos cortos en la Biblia

Encontraras todos aquellos textos bíblicos como los salmos cortos que no por ser cortos dejan de ser los más poderosos que hay en la palabra de Dios ¡puedes compartirlos!

 

Salmos 2:8 Pídeme, y te daré por herencia las naciones,Y como posesión tuya los confines de la tierra.

 

Salmos 91:1  El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente.

 

Salmos 1:6 Porque Jehová conoce el camino de los justos; Mas la senda de los malos perecerá.

 

Salmos 3:3 Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.




Salmos 4:8 En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

 

Salmos 5:11 Pero alégrense todos los que en ti confían; Den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; En ti se regocijen los que aman tu nombre.

 

Salmos 7:10 Mi escudo está en Dios, Que salva a los rectos de corazón.

 

Salmos 8:2 De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, A causa de tus enemigos, Para hacer callar al enemigo y al vengativo.

 

Salmos 13:6 Cantaré a Jehová, Porque me ha hecho bien.

 

Salmos 16:1 Guárdame, oh Dios, porque en ti he confiado.




 

Salmos 19:1 Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

 

Salmos 40:1 Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.

 

Salmos 40:17 Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí. Mi ayuda y mi libertador eres tú; Dios mío, no te tardes.

 

Salmos 23:1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.

 

Salmos 119:1 Bienaventurados los perfectos de camino, Los que andan en la ley de Jehová.

 

Salmos 119:11 En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti.

 

Salmos 119:105 Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.




 

Salmos 103:1 Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre.

 

Salmos 150:6 Todo lo que respira alabe a JAH. Aleluya.

 

Salmos 147:4 El cuenta el número de las estrellas; A todas ellas llama por sus nombres.

 

Salmos 41:1 Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día malo lo librará Jehová.

 

Salmos 51:6 He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.

Salmos 86:11 Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo en tu verdad; Afirma mi corazón para que tema tu nombre.

 

Salmos 121:1 Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro?

 

Salmos 121:8 Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre.

 

Salmos 90:12 Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría.




Salmos 63:1 Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela.

 

Salmos 1:1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores.

 

Salmos 85:10 La misericordia y la verdad se encontraron; La justicia y la paz se besaron.

 

Salmos 39: 7 Y ahora, Señor, ¿qué esperaré? Mi esperanza está en ti.

 

Salmos 34:7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende

 

Salmos 7: 10 Mi escudo está en Dios, que salva a los rectos de corazón.

 

Salmos 121: 8 Jehová guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre.

 

Salmos 34:15 Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos.

 

Salmos 121: 5 Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha.

 

Salmos 34:14 Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela.

 

Salmos 39: 7 Y ahora, Señor, ¿qué esperaré? Mi esperanza está en ti.

 

Salmos 91:2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré.

 

Salmos 71:5 Porque tú, oh Señor Jehová, eres mi esperanza, Seguridad mía desde mi juventud.