¡Toma nuevas fuerzas!

Quizá hoy te encuentres desanimado para seguir adelante, ¿estás triste porqué no todo salió como habías pensado? o un diagnóstico médico desmoralizó tus expectativas de la vida.

Lo primero que te diré es que estás en un proceso de lo que Dios quiere enseñarte.

¿Como está tu relación con Dios? sea muy bien o muy mal tu respuesta, los momentos difíciles en la vida no siempre llegan por consecuencias de desobediencia a la palabra de Dios, puedes estar viviendo una vida íntegra delante de Dios y delante los hombres pero puedes que estés atravesando momentos difíciles, sea cual sea tu caso lo cierto es que cuando nuestra vida es llevada a momentos difíciles y duros, Dios quiere hablarnos al corazón.

Desde tiempos bíblicos Dios llevó al pueblo de Israel al desierto para hablarles  y confrontarles lo que estaban haciendo incorrecto.

El hombre de la paciencia en la Biblia conocido como Job, era un hombre íntegro seguidor de los mandamientos del Señor, la fe de él fue probada con diferentes momentos difíciles, momentos difíciles de pérdidas  y de enfermedad.

Las pruebas en la vida cristianas tienen como propósito madurarnos en la fe y tiene que ver mucho con nuestro carácter que Dios desea cambiar o dar un paso a lo que Dios desea que hagamos.

Dile al Señor:

¿Que quieres decirme con esto que estoy pasando? ¿Que quieres que haga?

Haz lo siguiente:

¡Habla con Dios!

¡Animo! ¡Estas en las manos de Dios!

Leave a Reply