Todo tiene su tiempo

El tiempo es un elemento que no lo podemos detener  y que no podemos recuperar, el tiempo es muy importante para todos las decisiones que se toman en la vida, y hay momentos que se llegan una vez en la vida y es importante aprender aprovecharlos, es decir, hay oportunidades que llegan y que nunca más vuelven.

Quiera Dios que sepamos discernir el tiempo para acertar en las decisiones correctas que tomemos en la vida.

Sabiendo todo esto, es importante recordar que si «todo tiene su tiempo» es necesario tener paciencia para todo aquello que significa esperar.

En el tiempo de esperar se mueve Dios para enseñarnos lo que nos quiere decir al corazón.

Leave a Feedback!