Aprendiendo de Dios

La vida cristiana es como aprender a dar pasos cuando uno estaba pequeño. Cuando comenzamos la vida cristiana aprendemos a caminar confiados de la mano de Dios y tenemos una relación con él muy de cerca y se podría decir que las oraciones que hacemos se ven respondidas casi inmediatamente.

Pero con el pasar del tiempo las cosas cambian y es ahí donde necesitamos comprender que es necesario crecer en el conocimiento de Dios, y de ser un niño en la vida cristiana pasar a ser maduros en la fe cristiana.

A veces las oraciones no serán respondidas inmediatamente, quizá tendremos que esperar años para ver la respuesta a nuestras oraciones o incluso podremos llegar a pensar que Dios ya no está con nosotros o se olvido.

Es donde Dios nos prepara para poder creer en él. A veces pasaremos momentos de enfermedad, momentos de crisis,etc.

Lo importante de todo lo que en la vida cristiana vivamos es que Dios está permitiendo todo para que aprendamos de él y nuestra fe se fortalezca.

Muchos o todos los cristianos enfrentaremos estos momentos, lo importante es agarrarnos de la mano de Dios asi como nos aprendimos agarrar de él cuando lo conocimos, y esto no quiere decir que Dios cambia su amor hacia nosotros ¡en ninguna manera!

Cuando estemos enfrentando estos momentos, esto quiere decirnos que Dios nos está enseñando a amarlo.

Leave a Reply