No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

En el planeta donde vivimos existe una ley en la naturaleza, es decir, “todo lo que sube, tiene que bajar”, en otras palabras esto se conoce científicamente como “la ley de la gravedad”.

Así como existe la ley de gravedad en la naturaleza, existe un principio bíblico que no podemos evitar para personas creyentes o no creyentes, dice en el libro de Gálatas  6:7 “Que todo lo que el hombre siembre eso cosechará”, es decir todo lo que hagamos correcto o incorrecto tendremos la consecuencia de lo que hicimos, y de esa consecuencia no la podremos evitar por nada.

Piensa esto:

Siembra un pensamiento y cosecharás una acción, siembra una acción y cosecharás un hábito, siembra un hábito y cosecharás un carácter, siembra un carácter y cosecharás un destino.

 

Leave a Reply