Versículos de misericordia en la Biblia

Acerquémonos al trono de su gracia:

Hebreos 4:16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

 

Jesús vino por lo perdido del mundo:

Marcos 9:13  Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.

 

Juntamente vida con él:

Efesios 2:4-5  Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos).

 

Lento para la ira y grande en misericordia:

Salmos 103:8 Misericordioso y clemente es Jehová; Lento para la ira, y grande en misericordia.

 

El Dios de toda gracia:

1 Pedro 5:10  Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.

 

Dios se deleita en misericordia:

Miqueas 7:18 ¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia.

 

La gracia de Dios sea con todos:

Apocalipsis 22:21 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.

 

Justificados gratuitamente:

Romanos 3:23-24  Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús.

 

Por amor y misericordia:

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

 

El bien y la misericordia te sigan:

Salmos 23:6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

 

Para que nadie se glorié:

Efesios 2:8-9 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

 

Tu misericordia y tu verdad nos acompañen:

Salmos 40:11 Jehová, no retengas de mí tus misericordias; Tu misericordia y tu verdad me guarden siempre.

 

La verdad abre las puertas a la misericordia:

Proverbios 28:13 El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.

 

Regresa al camino del Señor, él está esperándote con amor:

2 Crónicas 30:9 Porque vuestro Dios es clemente y misericordioso, y no apartará de vosotros su rostro, si vosotros os volviereis a él.