Salmo 41:1 «Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día del mal Jehová lo liberará”

Salmo 41:1 «Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día del mal Jehová lo liberará”

«Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día del mal Jehová lo liberará», así dice textualmente el salmo 41:1 de La Biblia.

En el estudio bíblico de la palabra del señor dice en el Salmo  41:1 que las personas que buscan el beneficio de los pobres serán salvados por Dios cuando se esté en el mal.

Salmo 41:1 "Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día del mal Jehová lo liberará”
Salmo 41:1 «Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día del mal Jehová lo liberará”

Este es un salmo que transmite la seguridad de que Dios siempre está al tanto de todo lo que sucede en la tierra, sea bueno o malo. 

Pero también manifiesta que tendrá misericordia y ayudará a quien también ha visto el beneficio del prójimo menos favorecido, porque su corazón es más bondadoso y gentil.

Recuerden que a lo largo de toda la palabra, el Altísimo reitera que los hombres justos de corazón bueno serán los que gobiernen el mundo creado a su semejanza.

También dice que “Jehová lo protegerá y lo mantendrá con vida, y será bienaventurado sobre la tierra; y no lo entregarás a la voluntad de sus enemigos”.

La continuidad del salmo solo refuta la idea central, además de que como premio ante el beneficio del prójimo, será protegido de los males que puedan habitar en la tierra. 

Esto incluye personas malintencionadas, una mala hora o todas las acciones que puedan ser tomadas en su contra.

Reflexión del salmo 41: 1 «Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día del mal Jehová lo liberará»

Este es un salmo que dice en líneas generales que para recibir hay que también dar, los beneficios no son recibidos materialmente sino de la mano y obra de Jehová. 

Tal como lo dice la palabra, la vida es como un boomerang que todo aquello que somos será todo aquello que regrese a nuestras vidas. 

En líneas generales, quiere decir que si plantamos paz, tolerancia y amor, serán estos valores los que serán devueltos en nuestro día a día. Por lo que si vemos a una persona en la calle con hambre (y estamos en capacidad de ayudar), ofrezcámosle un pan. Para el que tiene sed, ofrece agua y así con todos los casos. 

Dios siempre está observando cada uno de nuestros pasos por la vida, por lo que tenemos que siempre ser honestos y gentiles con nuestro prójimo.

Los fieles de Jehová son personas que siempre buscarán ayudar a sus semejantes para siempre contar con la aprobación y la gracia de Dios.  

Son estas personas bendecidas en todas las áreas de su vida como en el matrimonio, sus trabajos, familias, relaciones de amistad y estabilidad económica o financiera. 

Dios siempre mantendrá en equilibrio y honradez a todo aquel que posea el corazón abierto a las enseñanzas que estén escritas en el libro sagrado de la Biblia.  

También los justos y bondadosos serán los premiados por la gracia de Jehová en todos los pasos que puedan dar, porque los estará protegiendo con su manto celestial.

Deja un comentario