¡Cuánto te amo, Señor, fuerza mía!

El Señor quien creó el universo es nuestro Dios y él es nuestro mayor refugio en todos los momentos de la vida. En él encontraremos la paz, la esperanza y el amor que en la vida necesitamos. El rey David siempre estuve consciente de ese Dios maravilloso y los salmos así lo describen.

¡Así que en el Señor esta la esperanza que necesitamos! No tengas miedo! Dios está a tu lado!