Salmo 23:1 «Jehová es mi pastor y nada me faltará»

En el estudio bíblico de la palabra del señor dice en el Salmo  23 que con Jehová es el ser que protege y te da todo lo necesario para vivir.

Significado del Salmo 23:1

«Jehová es mi pastor; nada me faltará», dice en el  Salmo 23 escrito en el santo libro La Biblia.

Salmo 23
Salmo 23

Cuando se realiza esta afirmación, entendemos que es la narración de la vida de un creyente que deja todo en manos de supremo para que decida sobre sus actos.

Una vez el Rey David expresó esas mismas palabras, él conocía los destinos y propósitos de Dios que tenía para su reino.

Pero hizo una aclaratoria un tanto interesante y curiosa, vinculó las actividades de Jehová con las que realizaba a diario su padre con el ganado de vacas que disponía.

Narró que su progenitor cuidaba de ellas como hijas, buscaba la mejor agua y alimentos, siempre las resguardaba en lugares seguros por las noches.

De allí surgió el verdadero significado del salmo, porque Jehová es nuestro pastor, el que cuida nuestros pasos y nos protege.

Más adelante del mismo salmo escrito en La Biblia leemos textualmente que: “En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará”.

Es la continuación del mismo tema, ya que como buen pastor Dios busca para nosotros pasto para descansar y agua cristalinas para poder tomar.

Si nos fijamos bien, los creyentes que dejan todo en sus manos siempre se les otorga lo necesario para poder vivir tranquilos sin muchos incidentes realmente trágicos o preocupantes.

Eso es lo que hace Dios, buscar siempre la comodidad de su rebaño para que pueda desarrollarse con facilidad y sin mayores problemas.

Reflexión del Salmo 23: “Jehová es mi pastor; nada me faltará”

Debemos entender que ante Dios, somos un rebaño de gran tamaño conformado por pobres ovejas asustadas ante todos los peligros que puedan suscitar en mundo exterior.

Vivimos con miedo e incertidumbre pero cuando decidimos dejar todo en manos de Jehová, es como si te quitaras un peso que no sabía que cargabas.

Jehová es como un padre, si el creyente se deja encaminar, entonces será siempre llevado  por el camino del bien y la prosperidad.

Es crucial entender que si desarrollamos una vida apegada a los propósitos y lineamientos que envían las santas escrituras, Dios siempre será nuestro pastor y nunca nos faltará.

Te guiará lejos de tus depredadores y personas que quieran hacerte daño, porque ese es su mayor objetivo, alejarte de todo lo malo que puede pasarte.

En reiteradas ocasiones Jehová afirma que él siempre cuidará de ti siempre y cuando lo veneres al menos con una oración al día.

Debemos entender que somos seres humanos, sin poderes ni bondades por lo que necesitamos ser cuidados y protegidos por nuestros pastor Jesucristo.

Deja un comentario